El contexto en el Coaching:

600 litros de agua burbujeante son responsables de un top less en 60 minutos.

Eh, Qué dices. Burbujas, top less, 60 minutos…

¿Has tenido el placer de darte un baño en un Jacuzzi?

Si has tenido el placer ya sabes que es un momento épico para el cuerpo y la mente. Agua a la temperatura perfecta y burbujas agitando el cuerpo delicadamente te inducen a un estado de relajación en el cual es fácil decir que sí a cualquier petición menos a salir del agua.

En Coaching decimos que una buena generación de contexto es la base para construir ese espacio de confianza en donde el Coachee (cliente) se va “desnudando” para conocerse a sí mismo.

Aclarando qué es Coaching:

El Coaching es una práctica que a través de ella se logran producir experiencias de aprendizaje de las que muchas veces salimos muy distintos de como éramos antes. Y durante estas experiencias de aprendizaje nos vamos transformando, por ello decimos que tienen una carácter transformacional, porque el ser que éramos cambia, se modifica y comenzamos a interpretar la vida o distinto tipos de  cosas en forma diferente y a responder frente a ellas también de manera diferente.

Confrontados a experiencias:

Múltiples veces nos encontramos confrontados a experiencias que no sabemos cómo resolver, que nos sobrepasan. Cuando eso nos pasa la propuesta de la práctica del Coaching nos ofrece desbloquearnos, mostrarnos caminos que no éramos capaces de ver, a  partir de mostrarnos que hay posibilidades de interpretar lo que nos pasaba de una manera diferente y que hasta ese momento no podíamos acceder. Y también nos conecta con el inmenso poder transformador que disponemos, que nos proyecta a la vida de una forma distinta.

Al transformarnos podemos encarar los problemas de una manera completamente diferente y diseñar el futuro desde mejores condiciones.

Coaching y empresa:

La tendencia hoy en día es formar a los ejecutivos en coaching.

El coaching puede ayudar a desarrollar diferentes habilidades, gestionar los cambios, encontrar un equilibrio entre la vida profesional y personal, incrementar la productividad, en la toma de decisiones, a la hora de afrontar conflictos, en la mejora del servicio al cliente, en la potenciación de la creación y la innovación, y en la evolución del desempeño profesional de los trabajadores.

Según la International Coaching Federation: “el Coaching puede aumentar la productividad de una empresa en un 70%”.

Resumiendo, Coaching es un arte que ayuda a las personas a extraer lo mejor de sí mismas, impactando positivamente tanto en su vida personal como profesional.

Begoña Peña Arana

Directora y socia fundadora